Divulgando salud y bienestar

Desde la Farmacia, charlas, coloquios y salud para todos.

Muchas son las causas que pueden producir que nos cueste conciliar el sueño o que lleguemos a pasar toda una noche en vela. Y muchos son los que padecen trastornos a la hora de dormir, ya sea de una forma puntual o bien habitual. Presentar dificultad para dormirse, despertarse repentinamente varias veces en la noche o antes de hora, o simplemente no disfrutar de un sueño reparador son consultas frecuentes en la farmacia.

Los motivos para no pegar ojo van desde la propia personalidad hasta factores de nuestro entorno, así como cambios bruscos de horario o estrés físico o emocional. Las alteraciones del humor, épocas de desánimo, cansancio, falta de atención, irritabilidad, nerviosismo, somnolencia diurna, etc son factores que pueden llegar a influir de una forma muy negativa en nuestra salud y repercutir tanto en la duración como en la calidad del sueño.

 

Decálogo del buen dormidor:

  1. Mantenerse activo durante el día, realizar ejercicio moderado preferiblemente evitando la última hora del día.
  2. Una buena higiene del sueño es fundamental. Horarios de acostarse y levantarse regulares y no permanecer más tiempo del necesario en la cama (las alarmas cada cinco minutos nunca fueron buenas)
  3. Evitar dormir durante el día y de hacerlo, en siestas cortas y siempre a la misma hora
  4. Evitar fumar o beber bebidas alcohólicas o estimulantes (café, cola, té…), al menos por la tarde/noche
  5. Cenas ligeras y no beber demasiado líquido antes de acostarse. No irse a dormir inmediatamente después de cenarinsomnio-11767
  6. Realizar ejercicios relajantes a última hora del día, como escuchar música relajante, leer, yoga…
  7. La tecnología nos causa insomnio. Deja de lado las pantallas luminosas. Tele, portátil, smartphones, tabletas y fuentes luminosas en general reducen la melatonina, hormona encargada de controlar los ciclos del sueño. Puedes sustituirlos por libros de papel o electrónicos de tinta.
  8. Que la habitación sea tu templo de descanso. Mantenla limpia, aireada, aclimatada y con pocos ruidos
  9. Puedes ayudarte de preparados a base de plantas medicinales. Son una alternativa segura y eficaz en insomnio transitorio leve o moderado, por sus propiedades hipnóticas y tranquilizantes, a la vez que no alteran la estructura del sueño
  10. Si estas medidas no son suficientes, debe acudir a su médico para conocer si hay alguna causa subyacente que nos provoca el insomnio.

Lda. Eva Forcadell Ayza

Tomás Ferrer
En Salud
Escrito el 28 Noviembre 2014