Divulgando salud y bienestar

Desde la Farmacia, charlas, coloquios y salud para todos.

La piel grasa se caracteriza por un exceso de sebo y células muertas en las capas superficiales de la piel. Cuando se acumula esta grasa y células muertas,  lo que ocurre es que las bacterias responsables del mal aspecto de la piel y de las imperfecciones se multiplican, obstruyéndose los poros, apareciendo espinillas, puntos negros y granos.

Quien tiene la piel grasa sabe perfectamente que no es fácil escoger adecuadamente la crema para el cuidado de su piel, porque debe ser una crema OIL FREE, con una composición específica y una textura fluida y agradable al tacto, que no produzca brillos ni comedones. Aquello que quizás no se conoce tanto es que tan importante como escoger una buena crema, es seguir una rutina de cuidado diario que sea completa y que permita a la piel renovarse constantemente, para que la grasa y las bacterias perjudiciales no se acumulen.

Aquí te proponemos una guía de cuidado diario, para mejorar los resultados del tratamiento que elijas.

  1. Limpiar el rostro nada más levantarte con un gel purificante, que limpie los poros y elimine el exceso de sebo. Se aplica directamente sobre la cara, frotando ligeramente y aclarando con agua. Para este paso te proponemos tres productos, Avène Cleanance Gel Limpiador, Vichy Normaderm Gel Limpiador o ISDIN Everclean OIL FREE gel purificante.
  2. Aplicar la crema de cuidado diario en función de las necesidades de cada piel: si tienes una piel con brillos por el exceso de grasa, lo más adecuado es utilizar una crema matificante como ISDIN Gel Crema Ultra Matificante, Normaderm TOTALMAT o Avène Cleanance Emulsión.
  3. Ya por la noche es conveniente una limpieza adecuada de la piel, para cerrar la rutina de cuidado diario. El momento previo a irse a dormir es importantísimo, porque tenemos unas ocho horas por delante que podemos aprovechar para aportar a la piel un extra de limpieza y renovación celular: según las preferencias de cada una, te recomendamos varias opciones: 3.1 utilizar el gel purificante del paso 1, junto con el cepillo limpiador de ISDIN (puedes consegirlo en un pack por 19.90euros) y después un gel crema anti imperfecciones ISDIN; 3.2 después de la limpieza rutinaria aplicar una mascarilla seborreguladora como la PURE – MASK de Martiderm; 3.3 en pieles con mucha tendencia grasa y acnéica, utilizar un exfoliante facial (también Martiderm) 2 veces a la semana y después la mascarilla.

la foto (3)

 

Tomás Ferrer
En Cosmética, Sin categoría
Escrito el 17 Septiembre 2014